30 dic. 2011

Pavo trufado

Por supuesto que sabemos que éste no es un blog de cocina. Pero es que no podemos dejar de compartir aquí una tradición familiar que significa para nosotros el inicio del período navideño. Es cierto que llega con retraso, aunque mejor ahora que el año que viene, ¿no?

pa<a href=


Pasos1


pasos2

Como no queremos meternos en el terreno de otros blogs, simplemente os vamos a dejar el testimonio gráfico de una bonita reunión de cocinicas de esta familia, pero no sin hacer mención a la delicia de los olores y las beneficiosas propiedades para el espíritu de la elaboración de este plato.


pasos3


pasos4

Y eso, claro, sin olvidar la inigualable sopa resultante de la cocción de nuestro pavo.


pasos6

pasos7

Os dejamos aquí el secreto de las ollas de varias generaciones de nuestra familia. Por supuesto, si alguien quiere la receta, estaremos encantadas de facilitarla.

Que aproveche.

pasos8


pasos9

28 dic. 2011

CODE INGENIEROS

Estas navidades estamos de enhorabuena. No nos había pasado nunca, pero por primera vez una empresa ha comprado algunas de nuestras piezas para regalar en estas fechas.
Se trata de una ingeniería cuyo enlace os dejamos aquí: http://www.codeingenieros.com
Han tenido el detalle de incluir en su felicitación de este año uno de nuestros collares navideños para sus clientes de sexo femenino. A ver si el año que viene podemos inventar algo y no discriminar a los caballeros. (Un secretito: la línea masculina empieza a materializarse; ya iremos informando).
Desde aquí queremos dar las gracias a CODE INGENIEROS, y felicitar a las afortunadas que hayan recibido el collar.

26 dic. 2011

Cinco años

Habla Hermana Mayor.
Cuando cumplí cinco años, mi abuelo me dijo: "ya tienes una mano entera".
A mí aquello me pareció el culmen de todas las edades. Me sentí infinitamente más adulta que el día en el que por fin pude votar.
Hoy mi hija pequeña ha conseguido su primera mano. Vayan para ella estas palabras:

Una mano


Una mano, dijo el abuelo,

y la niña desplegó sus cinco dedos

hacia las cinco fronteras de su tiempo.

Una mano completa,

y se encumbró, como una reina aislada

que contempla, en la magia de su espejo,

el eco de las salas recorridas,

y el presagio

de sus zapatos altos.

Y, de pronto, ¡ay!, se le quedaron chicos

los calcetines,

y su mano pidió anillos.

Y el lazo en su cabeza

se pixeló en desorden,

convirtiéndose en nube.


Mantén, niña, tus uñas ralas,

tus rodillas desnudas,

la tinta entre los dedos

y el ejército de plástico de tus hijos despeinados.

Mantén las mariposas

de los dientes de leche

volando en tu sonrisa.

Mantén tus pies alados de Mercurio naif

desafiando siempre las fuerzas de la tierra.

Mantén la tosca curva de tu caligrafía,

que confunde mayúsculas

con minúsculas.

Mantén tu aliento

de caramelos,

y el fru-fru del papel

culpable en el bolsillo.

Mantén tus noches de cuentos,

y la curiosidad

que fabrica preguntas

con el barro ignorante del amor absoluto por lo ignoto.

Mantén el misterio,

y ese mundo real

donde todo es posible

(antes de abrir la caja de las certezas).


Y pasarán los años, niña,

y los dedos se extenderán uno tras otros,

como espadas asomando de sus vainas,

como firmes cometas augureros.

Los inviernos harán

remolinos de nieve en tus tobillos,

y crecerás tan alta como en tus sueños.

Perderás las escamas de plata

de tu voz de sirena,

y tus vestidos

cambiarán sus estrellas por botones.

Y llegará un invierno…

-¿trenzarás todavía las hilachas

dormidas de la infancia?-

en que los dedos te fallen para contar el tiempo.

24 dic. 2011

23 dic. 2011

Arbolitos, versión naif

Se acerca el 24. Ya casi está aquí.


DSC_6414

Pues bueno, vayamos poniendo el arbolito.



DSC_6411

22 dic. 2011

Un regalito navideño

En octubre fue el cumpleaños de Hermana Mayor. Como el regalo que le habían encargado sus padres no llegó a tiempo, ella recibió un precioso vale que decía: "vale por este regalo cuando tenga a bien llegar". El vale incluía un hermoso dibujo de un paquete, hecho a rotulador por Hermana Menor con la facilidad de su mano experta, en cinco minutos, como quien no quiere la cosa y con los "rotus" de su sobrina. A Hermana Mayor le gustó tanto el dibujo que decidió reciclarlo para un broche navideño. Y es que no se podía desperdiciar un regalito... tan mono.

DSC_6418

Por cierto, vista la particular estructura del paquete, e imaginándolo a escala algo mayor, la destinataria pudo adivinar que el misterioso e impuntual regalo no era sino un fantástico juego de palos y bolsa de golf. Maravillosamente rosa.

21 dic. 2011

Bastones de caramelo para Santa

Aquí os dejamos con un nuevo broche.
Se trata de un dibujo de Hermana Menor. ¿No dan ganas de darle un mordisquito al bastón de caramelo?

DSC_6419

20 dic. 2011

Paisaje nevado

Tachánnnnnn
Os presentamos este broche navideño con paisaje nevado. El dibujo original está hecho a rotulador por Hermana Mayor, y el colgante es una cuenta vintage inspirada en un cristal de nieve.

DSC_6421

En plena ola de frío parece muy oportuno, ¿no?

19 dic. 2011

Y ahora para niñas

Aquí os dejamos otro modelo de collar.
También éste lleva un árbol de Navidad de resina. Lo hemos hecho combinando una de textura marmórea con otra dorada.

DSC_6431

Como veis es mucho más colorido. Y también más pequeño, porque es para niñas. Y en esta casa ya hay una que no se quita el suyo.

16 dic. 2011

Collar de Navidad dorado

Empezamos con la rondita de collarerío navideño.
Esperamos que os gusten éstos en dorado y blanco.

DSC_6426

DSC_6424

Feliz fin de semana.

10 dic. 2011

Mercadillo solidario

Tal y como anunciábamos, el pasado jueves día 1 celebramos un primer mercadillo de nuestras piezas. Lo hicimos en un club privado, por lo que la publicidad estaba limitada prácticamente al "boca a boca", así que la afluencia de público no fue precisamente masiva.
No obstante, muchísimos amigos y conocidos tuvieron el fantástico detalle no sólo de pasarse por allí, sino también de volcarse con nosotras haciendo sus compras. Pues a todos ellos queremos darles las gracias desde aquí.

No sé si recodaréis que el 10% de las ventas del mercadillo irían a parar a la campaña de Navidad de Cáritas. Pues así se hizo. Y, además, llevamos un par de "bizcochos solidarios" (uno propio, el otro donado por una amiga) detrás de los cuales colocamos un "bote", y un cartelito tipo "despáchate a gusto, pero déjanos un donativo para Cáritas". Y lo cierto es que la gente se volcó con el tema bizcocho. Por eso queremos contaros a todos que, entre el bizcocho y las ventas, entregamos a Cáritas 70,12 euros. Miles de gracias a todos.

Lamentablemente, no hay testimonio gráfico, puesto que en todo el maremágnum de la preparación y el montaje de las dos descomunales mesas que dispusimos, la pobre cámara se quedó olvidada en casa. No tenemos esa imagen que valdría más que mil palabras, pero tampoco os torturaremos con las mil palabras.

Digamos que basta con una... A todos vosotros, GRACIAS

3 dic. 2011

Premios Mujer IT


En esta ocasión vengo a informar :o). Hermana mayor, es decir mi hermanita, está participando en los premios Mujer IT, está abierta la fase de votaciones, por lo que si os apetece y os gusta como ella nos relata los temas que le preocupan, os paso el enlace para votar por ella.




Muchísimas gracias a todos.



29 nov. 2011

¡¡¡¿Que qué hemos estado haciendo?!!!

Más lias que la pata un romano. Así hemos estado nosotras todo este mes. Y nos lo hemos pegado sin aparecer por aquí, ¡¡¡qué desvergüenza!!!
Bueno, pues aquí tenéis un enlace donde podéis ver lo que hemos estado preparando: un mercadillo pre-navideño (nuestro primer mercadillo) que tendrá lugar el próximo jueves día uno. Pasen y vean:


http://www.facebook.com/profile.php?id=1623507397

Prometemos contarlo todo después del evento.
¡Deseadnos suerte!

31 oct. 2011

Creepy chorus

En la entrada anterior os enseñábamos el broche que habíamos hecho para un coro femenino. Bueno, pues aquí tenéis su versión más zoombie.

corohall2

¿Qué estarán cantando estas chicas?

corohall

¿A que da muchísimo miedo?

29 oct. 2011

Las chicas del coro

Hace unos días, un coro femenino nos pidió que le diseñáramos un broche que les sirviese de distintivo. Querían algo relacionado con su actividad, y esto es lo que les hemos hecho.

camafeocoro


Ah, y una sorpresa, pasaos por aquí en un par de día, y veréis otra versión... más acorde con las fechas. Buen fin de semana.

22 oct. 2011

Viena y el mundo pequeñito

Habla Hermana Mayor.
Contaba mi abuelo -y no sé cuánto de verdad habrá en esta historia- que, poco antes del fin de la Segunda Guerra Mundial, tuvo Portugal la ocurrencia de declararle la guerra a Alemania. Me imagino la cara de carajote que se le debió de quedar a Hitler (que en ese momento estaría, sin duda, decidiendo cuál sería la manera más conveniente de quitarse de en medio) cuando le llegó, y si es que le llegó, tan desatinado disparate. Pasaron unos días desde la declaración, y como no hubiese respuesta, la prensa portuguesa publicó un titular que rezaba: “o terror teutónico naô contesta. E cauto. Ten medo”. Y precisamente cierto miedo me da a mí contar aquí esto, porque no me gustaría nada que me acusaran de anti-lusa. Y es que servidora es una absoluta enamorada de Portugal, pues no en vano son nuestros vecinos desde que tengo uso de razón. Pero la pasión no me ciega, desde luego, hasta el punto de afirmar que se trata de un país enorme, tipo Rusia, y en situación de decidir el destino de la Humanidad, algo así tipo EEUU. Portugal es un país pequeño, y como tal, con cierta megalomanía patria que compensa la limitación de sus territorios.

Pero el tamaño no importa, por supuesto. Y menos en estos momentos de uniones y anexiones y oh!, happy world, en el que los países-hormiga les sacan del fuego las castañas a los países-cigarra. Y qué contenta estoy yo, habitante del mundo cigarra, de la existencia de estas uniones provechosas. Cómo me gusta esta Europa sin fronteras, en la que los unos podemos aprender y beneficiarnos de los otros (aunque habría que preguntar a los hormiga qué piensan de todo esto). Firme en la creencia popular de que la unión hace la fuerza, me considero una absoluta convencida de esta ampliación de los mundos. Loca de pasión me vuelve eso de llamar “mi pueblo” a la casi totalidad del Viejo Continente.
Pero no. Parece que los encargados de elaborar los programas educativos de este fragmentado país no ven las cosas de la misma manera. Ellos son más de dejarse subir la bilirrubina cuando llaman “mi pueblo” a las cuatro calles de su barrio, muertos de miedo por si acaso tuvieran que asomarse a mirar el mundo por un agujerito.

Y es que esta manida reflexión viene a cuento de la sobremesa de hoy, cuando, a propósito de un juego de palabras, salió a coalición la ciudad de Viena. Mi hijo, crisol de mis orgullos, con su impecable expediente y sus horas de formación extra-académica, dejó helada la sangre de su madre y los asistentes a la comida cuando preguntó: “pero Viena, ¿qué es exactamente?”
Viena, mi amor, es una capital europea sensiblemente más grande que Jaén. La Historia de la cultura del occidente actual debe mucho a esta ciudad. Su belleza ha inspirado e inspira a todo tipo de artistas. No se puede entender la Historia de la Música al margen de esta ciudad. Es capital de un importante país europeo, que se llama Austria. Y por ella pasa uno de los ríos más grandes de Europa, que no es precisamente el Guadalete.
Mi hijo se excusó diciendo que, de todo eso, nada venía en su libro de “Cono”, y a mí se me anegaron los ojos de lágrimas, porque me acordé del pueblo pequeñito, pequeñito, de los encargados de hacer los planes de estudio de esta pobre generación, que tiene en sus manos las herramientas y la ocasión de hacer de su mundo el más grande de la historia, y que se dedica a estudiar afluentes del Guadalquivir antes que saber de la existencia del Rin, el Ganges o el Misisipi. Y es que el año pasado, por primera vez en sus años de formación académica, aparecieron citados en sus libros de texto dos personajes históricos. ¿Cristóbal Colón y Julio César, diréis? No. ¿Erasmo de Rotterdam y Juana de Arco, tal vez? Tampoco. ¿Galileo y Leonardo, por casualidad? Frío, frío. ¿Descartes y Marco Polo? Negativo. ¿Newton y Franklin? Ni por asomo. ¿Alejandro Magno y Beethoven? Qué va. ¿Napoleón y alguno de sus ilustres hermanos? Nones. ¿Confucio o Cleopatra? Pues tampoco. Los ilustres personajes fueron Velázquez, el gran pintor, cuyo protagonismo y derecho a aparecer entre los top-ten del arte mundial no se me ocurre discutir, y Blas Infante, cuyo mérito principal consiste en ser el padre de la Patria andaluza, que vaya usted a saber qué es eso exactamente. Lo que a mí me preocupa es, por un lado, que Velázquez no estaba ahí por haber pintado Las hilanderas, El triunfo de Baco o Las meninas, que también, sino que aparecía principalmente por el simple hecho de ser sevillano, que igual hubiera figurado si mi tierra, en vez de dar al mundo brillantes pintores en el Barroco, hubiera dado artistas de tercera. Y por otro lado, yo no niego cierta trascendencia a la figura de Blas Infante, pero, ¡por Dios!, cómo es posible que un niño tenga que estudiar su biografía sin saber antes quiénes son los Reyes Católicos, Enrique VIII, Sócrates, o Moliere, por poner un ejemplo. Y diga usted eso sin que la tachen a una de reaccionaria.
Y todo eso sin contar con el hecho de que el niño que, teniendo la suerte de haber nacido en un ambiente donde pueda compensar fuera de clase las carencias a las que lo somete lo absurdo del sistema, sacará en el futuro una enorme ventaja profesional y personal a aquellos que no puedan o no sepan ampliar sus conocimientos mirando por una ventana al mundo. Tal vez sea eso precisamente lo que quieren estos gobernantes: crear y fomentar una distancia de clases que tendríamos ya que haber superado. ¿Y ahora, soy reaccionaria?

Qué pena más grande tener una casa inmensa, con los jardines de un palacio, y encerrar a los niños a jugar en un solo cuarto. El mundo pequeñito, que no generará en el futuro más que un desacierto nacionalista preñado de catetería patriótica. Y así podremos decir que, como mi tierra no hay otra, que somos tan grandes y valientes guerreros, que el propio Atila (y vaya usted a saber quién era ése) se haría popó el los pantalones con sólo oír la palabra “olé”. Que somos tan grandes artistas, cultos y refinados, que el Renacimiento italiano (Renaci… ¿qué?) no fue más que una burda copia de nuestro salero y tronío. Que estamos tan a la vanguardia de la investigación y el desarrollo, que los inversores más exigentes se están dando piñazos de todos los colores por poner un pie y un dólar en nuestros vastos y bastos territorios…

Y así llegará un día en el que el enano, tan cumplido de su propia megalomanía, le dé, por ejemplo, por hacer reír al mundo declarándole la guerra a un Hitler agónico. O lo que es peor, por liarse a guantás con el vecino que tiene la desgracia de no tener en sus dominios el pico de la Sagra.

Y ahora que aparecen plataformas y asociaciones pro todo, yo pregunto, ¿hay alguien ahí que conozca una que abogue por la cordura educacional? Por favor, se ruegan sugerencias.

8 oct. 2011

Una de "Fence"

¿Qué tendrán las vallas que atraen de esa manera a algunos muchos locos como yo? Aunque pueda parecer mentira hay muchos fotógrafos que cada vez que vemos una valla del tipo que sea, sacamos nuestra cámara temblorosos, para tener una buena reserva y poder participar todos los viernes en el grupo de Flickr Fence friday y así poder desear un HFF!!!! (happy fence friday), aquí os dejo hoy algunas de mis vallas, si os siguen quedando ganas, podéis ver más pinchando aquí.

En calma

Hacia los pastos color

Recovery fence

Vigo Zoo fence

30 sept. 2011

Hablando "bien"

Habla Hermana Mayor.
El que tiene una lengua, tiene un tesoro. El que tiene dos lenguas, tiene dos tesoros. Y así sucesivamente. Y además, si se da la circunstancia de que una de esas dos lenguas es el español, pues el tesoro resulta que tiene más monedas de oro que el de Pippi Calzaslargas, que ya son monedas. Y ya ni hablamos de la suerte del nota que tiene como lenguas maternas (qué suerte que hoy por hoy se pueden tener dos madres) al español y al inglés. Al tío ése, pues resulta que le ha tocado la lotería. Premio directo, cum laude.
El que tienen en su haber dos lenguas como el vascuence y el español, el gallego y el español o el catalán y el español tiene una suerte infinita, de la que debe ser consciente. No obstante, dado que el bilingüismo es un extraño estado que tiende a desequilibrarse, es lógico que una de las lenguas adopte un papel principal (llamémoslo de superestrato) mientras que la otra se le subordine (ésta será lengua sustrato). Ni más ni menos que un proceso lógico: si somos perros por naturaleza, pa qué comunicarnos en dos lenguas pudiéndolo hacer en sólo una. El mínimo esfuerzo, vamos, lo que nos gusta a todos. No soy yo, desde luego, la que ha descubierto la pólvora del bilingüismo, que cualquier estudiante de tercero de filología se ha enfrentado ya a tan sencillo razonamiento. Lo que pasa en las comunidades bilingües de nuestro país es el resultado previsible de la desatinada gestión de tanto político metido a lingüista. Se encuentran ahora con que ciertos sectores de la sociedad quieren alterar (como es el caso de Cataluña) los roles de sustrato y superestrato en su uso del bilingüismo, especialmente en la educación de sus hijos. Nada más razonable, se entiende, porque con las lenguas, como con las banderas, nos identificamos de manera visceral, casi primitiva. Lo que no se puede hacer es imponer un credo, una fe, una patria o una lengua.
Como está visto que el bilingüismo es un estado antinatural (que puede durar bastantes años, no lo niego, que ahí está el ejemplo del judeoespañol coexistiendo con el árabe, el griego, el turco, el búlgaro…) resulta que, a la larga, un hablante medio empieza a perder en una lengua a favor de la otra. Vamos, que no tiene uno que ser Einstein para entenderlo. No quiero decir que esto tenga siempre que ser así, pero sí que es la tendencia natural en la media. Conozco a catalanes que hacen uso de un español impoluto, mientras que a otros da penita oírlos, y en especial leerlos. Y no se me pasa por la cabeza el hacer generalizaciones ni críticas. Es más, lo que yo espero es que algún día se alcance el nirvana del bilingüismo y cada cual, en estas comunidades, pueda elegir, con el respaldo institucional, cuál es la lengua que le va a hacer perder el trasero y la cabeza.

Recuerdo haber leído a un célebre escritor catalán contando, con verdadera frustración, cómo había visto a la guardia civil de la de antes arrearle una guantá de campeonato a una pareja de viandantes, por el sólo crimen de hablar catalán. Se me saltaron las lágrimas y tuve que seguir un par de páginas con la lectura emborronada. Lo que me da miedo es pensar que ahora, sin ser tan directos, andemos endiñándoles mascás más sutiles a los hispanohablantes en las comunidades bilingües. Ni Don Juan, ni Juanillo. O a lo budista: el justo medio.
Señor Artur Mas, pretender que los niños de su comunidad, expuestos a una situación de bilingüismo, y en lo referente a la estratificación de los dos idiomas, vayan a ser la excepción del mundo mundial es algo así como andar midiéndole el cráneo a la raza aria para defender que son superiores. Que da grima, vamos. Dicho de otro modo: cuídese usted de confundir el nacionalismo con el nacionalsocialismo.

He escrito hasta aquí como filóloga razonable y conciliadora. Pero con permiso de ustedes, voy a dejar salir a la valkiria sureña que llevo dentro, que de todos es sabido que, con las bombas que tiran los fanfarrones, se hacen las gaditanas tirabuzones. Y con los disparates políticos de los dirigentes obtusos, nos hacemos las sevillanas de la Hispalense un peeling completo, la manicura y una docena de sesiones de tratamiento anticelulítico, además de la depilación láser. Y para que se entienda tamaña explosión de pasiones, por favor, pinchen aquí.
Pues resulta que servidora vive de la lengua española (así, sin eufemismos ni palabrería política, española). Y resulta que, encima, tiene una la desfachatez, la osadía, la poquísima vergüenza de hacerlo nada menos que en Sevilla, ojú y arsa, miarma, que a ver qué le vamos a enseñar nosotros a nadie a malhablar, a deformar la lengua de Cervantes y Unamuno. Qué vamos a saber nosotros, andaluces zoquetes, sino destrozar con nuestra dicción campesina el prestigio romance de tan ilustre lengua.
El español tiene, dentro y fuera de nuestro territorio, numerosas variantes. Pero no todas estas hablas gozan del mismo prestigio… o desprestigio. Y es que, de entre ellas, son las hablas andaluza y gallega las que peor paradas salen de unas comparaciones hechas con la estulticia y la falta de luces de los prejuicios. Ser andaluz o gallego, para muchos españoles, consiste todavía en arrugar una gorra de paño entre las manos, mientras se mira hacia abajo azorado por la ignorancia y consciente de la propia garrulería.
A todos los que piensan así les da igual que les cite a los muchos e importantes intelectuales salidos de ambas tierras. Así que no lo haré, que no es mi intención predicar en el desierto. Absurdo sería también que, para defender la parte que me toca, es decir el andaluz, les razonase que, desde el punto de vista de la evolución fonética, el seseo de esta variante puede entenderse como un puntito de modernidad, y que, además, es común a otras muchas hablas peninsulares e isleñas. Pa qué. De nada serviría decir que estos rasgos fonéticos, que tanta risa dan, son comunes a la mayoría de las variantes del español del mundo. O defender que la sintaxis y la morfología del habla andaluza les dan doscientos millones de vueltas al habla de castilla que tanto renombre tiene, mirusté. Tanto da que yo me desgañite, que me quede ronca o que publique una bibliografía al respecto como pa aburrir al mismísimo Hernando Colón. Y es que, como ya se sabe, no hay más sordo que el que no quiere oír.

En cuanto al señor Mas le diría que la primera gramática del español la hizo un garrulo de mi tierra, Elio Antonio de Nebrija, muchos siglos antes de que sus padres se planteasen siquiera traerlo a él al mundo y enseñarle a hablar. Le citaría los elogios del habla meridional que ya en el siglo XVI hizo Sebastián de Covarrubias. Podría también, por ponerle un ejemplo más cercano en el tiempo y en lo profesional, remitirlo a la impecable oratoria de Felipe González. Y tendría datos para rellenar unas cuantas paginitas enmendándole el error y la osadía. Pero no voy a hacerlo, no, porque no lo conozco, ni quiero, y porque de poco serviría.
Y así las cosas, sólo me queda hablarle un poquito como a él le gusta hablar de los demás: burro, zoquete, mastuerzo, pedazo de ceporro, animal de dos patas, cabeza hueca, tarugo, ignorante supino… ¿pero tú te has oído a ti mismo?
Sólo la desvergüenza y la falta de respeto a las que ha llegado la clase política de este país son capaces de producir semejantes ofensivos y disparatados desatinos.

Me encanta cuando, en El señor de los anillos, Aragorn va a despertar a los muertos para que le ayuden a darle pal pelo a los malos a base de espadazo transparente-verdoso; cuando las caninas de tanto guerrero fantasma, que sueña con cumplir su glorioso destino, se levantan envueltas en bruma a pelear contra la ignorante oscuridad. Ojalá supiera yo hacer lo mismo. Qué gusto invocar a las huestes de Nebrija para soplarle en la oreja al señor Mas cuatro cosas bien dichas. Mucho mejor de lo que él las dirá nunca.


24 sept. 2011

Más kokeshis

Y siguiendo con nuestras japonesitas os presentamos un broche grande de metal con las seis (luciendo sus seis kimonos), una pareja de anillos, y dos modelos de pendientes. Y ya veremos qué más se nos ocurre.

DSC_5070

DSC_5084

DSC_5073

DSC_5086

DSC_5078

DSC_5075

Buen fin de semana.

22 sept. 2011

Et voilà...

Ayer os presentábamos a las "las chicas de Genji".

DSC_5061

¿Qué tal quedan en estos broches de colores?

DSC_5069

El procedimiento ya lo conocéis: camafeos acrílicos con dibujo a cera y rotulador (de Hermana Mayor en este caso) y cristalito encima.
Y no se puede negar lo que lucen en las fotos de Hermana Menor, ¿verdad?


DSC_5066

Sencillos pero coquetos.
¿O no?

21 sept. 2011

Las chicas de Genji

Mientras la vieja Europa se deleitaba con la narración en romance de las bélicas hazañas de sus héroes y caballeros, en oriente, las letras japonesas (acomplejadas por su tosquedad cultural frente a la elegancia china) daban a luz un tesoro literario asombrosamente moderno y refinado: el Libro de Genji, o Genji monogatari. Sorprende que esta hermosa joya, obra maestra de la literatura nipona, fuera escrita en el remoto siglo X por la mano de una mujer: Murasaki Shikibu. Por desgracia, sorprende igualmente que hayamos tenido que esperar diez siglos para poder leerlo en español.

Muchas son las razones para no dejar de leer este libro, pero no es plan de ponerse aquí a contarlas todas (tendríamos que dedicarle un monográfico). Por eso, y para frivolizar un poquito, podemos centrarnos en sólo una: el deleite absoluto que, para los amantes de los tejidos, supone la descripción de los fastuosos ropajes que usaban sus protagonistas, tanto femeninos como masculinos. Y es que parece mentira que, mientras el Cid se liaba a mandoblazos para ampliar las fronteras de su reino, fueran estos príncipes orientales tan coquetos y presumidos.
Bueno, pues un poquito de este espíritu nos acompañó el domingo pasado, cuando gastamos la tarde en vestir a nuestras hermosas jovencitas: las chicas de Genji.
¿Qué haremos con ellas?


20 sept. 2011

Cena de verano

Todos los años en verano hay invitados a cenar, y cada año tramamos alguna forma original de indicar dónde debe sentarse cada comensal. Este año la idea fue dibujar pesacaítos y otros animalillos del mar, y colgarlos de unos palitos a modo de cañas.



Cena de verano





cena de verano

10 sept. 2011

Unos pendientes para Patricia

Ayer, después de un larguísimo año, nos reencontramos con una pareja muy especial, a la que toda la familia tiene un enorme cariño. Pues resulta que nuestra amiga se dedica a la organización de eventos, de bodas en especial. Para que podáis conocerla, aquí os dejamos un enlace a su página.

Pendientes Patricia

Pues como todo fueron sorpresas anoche, nosotros quisimos darle una a ella, y le hicimos estos pendientes temáticos, para que los luzca en su trabajo. Utilizamos un camafeo de metal sobre dibujo a rotulador de Hermana Mayor, con cubierta de acrílico y decorado con cuentas de metal y cristal.

Pendiente  Patricia 2

Qué lástima no tener una foto con los pendientes puestos, porque le quedaban genial (así de guapa es ella). Y además, parece que le gustaron.

15 ago. 2011

Cincuenta millones. Veintidós millones

Habla Hermana Mayor.
Tengo una amiga muy compenetrada con los rollos budistas que no veas cómo reza. Cuelga unas banderitas con todo aquello que quiere comunicar a las alturas y pasa una mano como hacía Jerry Lee Lewis con su piano, con la esperanza de que el aire transmita a los dioses sus respetos. A mí me encanta esta manera de rezar, tan lejos de la soporífera que me inculcaron de niña, tan ajena a ese espíritu poco práctico de los golpetazos en el pecho y la mortificación. Me contaba mi abuela que, siendo ella maestra rural, oía en las letanías del rosario vespertino las peores injurias que contra el latín -incluso el eclesiástico- podían cometerse. Había una larga lista de disparates, capaces de reventar el “appendix probi”, un compendio de perlas resultantes del enfrentamiento entre la noble lengua de Cicerón y la ignorancia secular, alimentada por el hermetismo de los ritos. Recuerdo una de ellas porque ya de niña me llamaba la atención por lo rallante en la blasfemia; aquello de “Madre de Dios, tú rebuzneas”. Yo me preguntaba cómo podía alguien imaginar en el rosario a la mismísima virgen, rebuznando (o rebuzneando) sin preguntarse el porqué de tamaño disparate. Me imagino que el “turris eburnea” les sonaba tan a chino que por algún lado había que asimilar. Semántica pura. O no.
Como no tengo yo el bandereo de mi amiga desparramado por mi salón, y ante el temor de decir o cometer algún que otro disparate, hace mucho que opté por rezar a lo práctico; pongamos, como ejemplo, que quiero agradecer A Quien Corresponda la fortuna de ser madre de mis hijos: Señor, gracias por mis hijos, gracias por hacer que no sólo no les falte el pan de cada día, sino que se alimenten siguiendo las directrices de la pirámide nutricional. Mater Dea, gracias por su salud, no sólo porque no se vean aquejados de ninguna enfermedad, sino porque el pediatra los controle de manera periódica según lo establecido en el calendario del “niño sano”, y esto haga que cumplan holgadamente con los percentiles a pesar de mi desafortunada genética de un metro sesenta. Oh, Energía del Universo gracias porque son niños buenos e inteligentes, y porque van a la escuela para aprender, y a clase de idiomas, deportes, actividades culturales y sociales, galas y competiciones solidarias, cumpleaños, fiestas pijama, viajes, cine, teatro, ópera para niños y todo lo que se nos ponga por medio para desarrollar su intelecto y alimentar su espíritu. Gracias, Dioses de todos los Olimpos por permitir que el dentista revise sus piños anualmente, por cobijar su desnudez del frío con un amplísimo vestuario de temporada a la última, por la PSP y la WII y los dos baúles de juguetes. Gracias Fuerzas de la Naturaleza por haberlos hecho nacer aquí, en el equilibrio moderado de la clase media del primer mundo, y no en otra cuna donde las “vacas flacas” - o las excesivamente gordas- les hubieran puesto mucho más difíciles la vida y el futuro… Por poner un ejemplo. Esta oración está siempre en mi cabeza y en mi corazón, y es infinitamente más amplia, e intento que llegue también a la cabeza y al corazón de mis hijos, y que ellos crezcan conscientes de la fortuna del lugar y el momento en el que vinieron al mundo. La misma fortuna que tuve yo.

No puedo dejar de comparar esta fortuna mía con la de mis vecinos de planeta. Y especialmente no puedo dejar de hacerlo entre los niños. No debo dejar cada día de pensar que, de alguna manera, soy cómplice de miles de muertes en la infancia por enfermedad e inanición. Soy cómplice en la orfandad y el analfabetismo de muchísimos niños, del abuso y la explotación, de la violencia, del desamparo, de la sed, del saqueo de los recursos. Soy cómplice del estupor y la desesperanza que reflejan tantos y tantos pares de ojos… Me culpo en la parte que me corresponde, pero culpo también a quienes tienen en su mano ayudar a paliar la miseria y no pueden, no saben o no quieren dar más de sí. A pesar de todo esto, he conocido hoy una noticia alentadora. Nuestro país, este país rico-pobre de hidalgos generosos, es uno de los países de Europa que más dinero ha destinado al Cuerno de África. Concretamente veintidós milloncetes y medio que algo harán, aunque no sean suficientes. Por una vez mi enhorabuena, señores administradores de las arcas públicas. De todo corazón, felicidades compatriotas, españolitos de a pie.
Pero después de los aplausos y las caídas de lágrimas en torrente por la solidaridad humana, viene ahora la otra noticia, la que ha hecho que a una se le ponga la conciencia alborotada a pesar de las laxitudes de este calor de cuarentaitantos a la sombrita, la que le revienta a muchos el termómetro de la indignación y el desconcierto. Y es también una noticia de millones. Cincuenta, esta vez. Los que cuesta (y no me meto, de verdad, a criticar a quién) traer a España a mi viejo amigo Ratzi. Con todos mis respetos hacia tantos jóvenes entusiasmados con la visita del Rey de Roma, sólo quiero enfrentar las dos cifras: la de los 22 millones de la solidaridad, y la de los 50 de la mitomanía. Perdónenme ustedes si les ofendo, que no es lo que pretendo. Y que alguien me explique, con otro punto de vista distinto del mío, cómo se hace para asimilar los numeritos sin que a una le rechinen los dientes. Seguro que San Francisco en las alturas y algún que otro religioso más digno que yo tiene también ahora la sangre calentita. Y no sólo por la ola de calor.
Me está empezando a tentar la manera de rezar de mi amiga la de las banderolas budistas. Estoy por escribir una ristra entera que diga: “Ilumíname Señor y dime, ¿aquí qué es lo que no funciona?”. Me van a doler las manos de zarandear las banderitas.

Twitter Update