4 jul. 2013

Una comunión de niño y niña

Hace unas semanas, subimos al blog las fotos de unas pajaritas de colores. Pensábamos ser un poco más rápidas y contestar en poco tiempo a la pregunta que os hacíamos de cuál había sido el destino de estas pajaritas. Lo siento, Rosa Ana y Mar que hayamos sido tan tardonas, pero es que se nos acumula el trabajo y no tenemos tiempo ni para publicar.


Veréis, estas pajaritas terminaron en una mesa de comunión para dos hermanos. La madre de los niños pidió la decoración de esta mesa a Bdebodas. Nosotras llevamos colaborando con ellas desde esta primavera, así que le montamos un disparate de colores que no fuera muy de chico ni muy de chica, porque la mesa era para los dos, que celebraban la comunión al mismo tiempo.


La comunión tuvo lugar el pasado 18 de mayo, y la celebración fue en el Museo de Carruajes de Sevilla.
Aquí tenéis el resultado. Podéis ver las pajaritas posadas en cada plato, en compañía de bolas de colores, macetas metálicas con remolinos de tela y goma eva, y una hilera de globos flotando en el aire.


Y un pajarito nos ha contado que la impresión de los invitados fue sonada. Nos alegramos de que los niños y su madre quedasen contentos con nuestro trabajo.


1 comentario:

  1. Felicidades chicas la decoración es una pasada. No me extraña que se quedaran boquiabiertos, que coloridoy combinación más chuli. Un besazo
    Rosa Ana

    ResponderEliminar

Twitter Update